Los pilares del cambio (2/4) – La igualdad

josemiguelgil junio 15, 2013 162 No hay comentarios

image

Comenta Sir Bertrand Russell en este vídeo que “Cuando estés estudiando cualquier asunto o filosofía, pregúntate a ti mismo únicamente: ¿Cuáles son los hechos?”. Bien, sin entrar en grandes análisis, porque desgraciadamente es una cuestión que está ampliamente aceptada en nuestra sociedad, sería interesante recordar que:

– A igualdad de puesto de trabajo, las mujeres ganan un 16% menos que los hombres.

– Las mujeres solamente ocupan el 10% de los altos cargos ejecutivos de las grandes empresas.

– Las mujeres que logran acceder a puestos de trabajo que implican poder de decisión no pueden ejercer el mismo nivel de autoridad que ejercen los hombres.

– Las situaciones de precariedad en el trabajo afectan más a mujeres que a hombres, así como los porcentajes de mujeres que trabajan en situación irregular o de economía sumergida.

Y esos datos son solo la punta del iceberg de una realidad: aún queda recorrido hasta que la mujer y el hombre tengan las mismas oportunidades de desarrollo personal y profesional. ¿Y cómo podemos equilibrar la balanza? Desde luego no es un trabajo sencillo, ya que es un problema que ha estado presente en mayor o menor medida a lo largo de toda la Historia. Aristóteles hace más de 2.000 años decía que “en el medio está la virtud”. ¿Por qué no haber aplicado esta máxima a las oportunidades y privilegios que se han repartido entre hombres y mujeres? Abrir un debate sobre por qué no ha sido así puede ser interesante, pero poco práctico.

Por eso, y girando la mirada hacia el futuro, desde iWomenTV queremos proporcionar a la sociedad contenidos en los que los valores tradicionalmente femeninos cobren protagonismo, para  de esta manera, a través de esos vídeos, documentales, series o películas, trasladar a todo el mundo la idea de que existe otra forma distinta de pensar. Según el antropólogo Geert Hofstede, los valores masculinos tradicionales son la competitividad, asertividad, ambición y riqueza.

Exceptuando la asertividad, no se nos ocurre ninguna razón para que exista una sociedad donde prevalezcan esos otros valores. Es más, puede ser razonable pensar que parte de las causas de encontrarnos en la situación de crisis actual – tanto económica como de principios – están en haber tenido por bandera esos valores durante mucho tiempo.

Cuenta la primera ministra islandesa, Jóhanna Sigurdardóttir, que el cambio que ha sufrido su país ha incluido una crisis de los valores típicamente masculinos. El resultado parece que está siendo positivo para el país, aunque aún haya medidas importantes que implementar y que comenzarán a tener efecto en 2013. Pensar que el caso islandés sea extrapolable al resto del mundo puede ser simplificar demasiado las cosas, pero… ¿Por qué no darnos una oportunidad en esa dirección? Sinceramente, peor no creo que nos encontremos…

Por eso creemos que si cambiamos la escala de valores de nuestra sociedad y en los primeros puestos del ranking aparecen otros más típicamente femeninos como la empatía, la solidaridad, la creatividad, la comunicación y la inteligencia emocional, las personas, y en consecuencia, el mundo, podrá cambiar también. ¿Por qué no?

Esos son los valores que queremos transmitir con el contenido de iWomenTV. Queremos contar historias que favorezcan su implantación en la sociedad, a través de nuestros protagonistas, que servirán de inspiración y ejemplo para comprobar cómo esos valores pueden servir para tener una experiencia de vida satisfactoria y de realización.

Si como dice Ortega y Gasset el mundo es la suma total de nuestras posibilidades vitales, hoy en día vivimos en un mundo mutilado, que cojea del pie femenino y que debe preocuparse por materializar cuanto antes todas las potencialidades infrautilizadas del universo de la mujer.

Yo quiero un mundo completo. ¿Y tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *