Coría y el Mar – película documental sobre las mujeres saharauis

enero 13, 2014 283 21 No hay comentarios

Description

“Coría es una niña saharaui que representa la generación más joven y, a su vez, el futuro y la esperanza para un pueblo que, a pesar de llevar exiliado más de 40 años, sigue manteniendo una fuerza y templanza dignas de admiración”.

Así es como nos describe Diana Nava a Coría, una niña que se adentra ya en la preadolescencia y que es el hilo conductor de una película documental sobre las mujeres en el Sáhara de la que ella es la guionista, directora y productora (aquí podéis ver al resto del equipo que participa en el proyecto). La película se encuentra en fase de postproducción, y estaremos muy atentos para cuando llegue el momento en el que esté disponible al público. La idea es que haya dos versiones del corte final, una de unos 50′ para televisión, y otra más larga para que pueda distribuirse en las principales salas de cine a nivel nacional.

El papel de la mujer en la sociedad saharaui no se corresponde con el canon que rige en el resto de comunidades islámicas. Los hombres, tras la incursión marroquí en el territorio saharaui, dedicaron su tiempo a luchar contra el enemigo, y las mujeres se vieron abocadas a participar activamente en la reconstrucción de una nueva forma de vida para que su pueblo pudiera seguir adelante. Con el nacimiento de los campamentos saharauis aparecen las primeras mujeres que organizan y dirigen la vida en esos asentamientos, y desde entonces -finales de 1975- hasta hoy se ha mantenido esa forma de vida que Diana nos retrata en esta película.

A continuación os dejamos con la entrevista que nos concedió para que todos podamos conocer con mayor detalle su proyecto:

iWomenTV:Coría y el mar” es un documental sobre la situación actual de las mujeres saharauis. ¿Cómo y cuándo surgió la idea de abordar esta cuestión?

Diana Nava: “En 2010 viajé a los campamentos con motivo del Festival de Cine del Sahara para impartir unos Talleres de Cine y Valores a adolescentes saharauis y españoles. Como todas las personas que acuden al Fisahara me alojé en jaima con una familia saharaui. Esta familia se componía de 3 hermanas con las que desde el principio la conexión fue total y absoluta. No había entre ellas y yo ningún tipo de barrera, religiosa, idiomática o cultural…de hecho consiguieron romper todos los estereotipos que yo tenía en mi cabeza de mujer árabe y musulmana y al regresar a España no podía sino pensar en contar cómo son las mujeres saharauis y cómo viven en esos campamentos de refugiados.”

iW: ¿Quién es Coría? ¿Y qué relación tiene con el mar?

Diana: “Coría es una niña a la que conocí en el casting medio año después de mi primer viaje. Desde entonces han pasado 3 años y ahora está empezando a entrar en la preadolescencia. Es una niña con un desparpajo y facilidad para el idioma español, absolutos. Como tantos otros niños saharauis, ha viajado varios veranos a España, concretamente con una familia acogedora Sevillana, con el programa Vacaciones en paz. Desde que empecé a trabajar en el guión de la película pensé en que era necesario que las protagonistas fueran mujeres saharauis de distintas generaciones. Coría representa a la generación más joven, y a su vez, el futuro, la Esperanza para un pueblo que, a pesar de llevar exiliado más de 40 años sigue manteniendo una fuerza y templanza dignas de admiración.”

“Por otra parte, el mar. Coría vive en el Campamento de Dajla, que debe su nombre a la ciudad de Dajla (Villacisneros cuando el Sahara fue Colonia Española). Esta ciudad se encuentra en el Sahara ocupado a 2000 km del campamento donde actualmente vive Coría. Coría no ha conocido esa ciudad porque además de los kilómetros hay un muro militar (el más grande del mundo después de la muralla china) divide familias y territorios. Por otra parte el campamento de Dajla, en el que viven, está en lo que se llama la “Hamada Argelina” un desierto pedregoso y polvoriento, con un clima extremo y escasez total de agua y recursos. Dajla, la ciudad en la que vivía su abuela y antepasados está en la costa. Tiene hermosas playas y un importante banco de pesca, y ahora mismo está siendo explotada económicamente por Marruecos, mientras los saharauis sobreviven de la ayuda internacional. Ese Mar de Dajla, del Sahara occidental, es el mar robado a los saharauis, pero es a la vez su motor para resistir.”

iW: ¿Cuál ha sido el principal factor que ha hecho que la mujer en el Sahara tenga la importancia que tiene en su sociedad?

Diana: “En mi opinión, esto se debe principalmente al hecho histórico y político del pueblo saharaui. Los saharauis se vieron forzados a huir de su país para no morir, en el momento en que Marruecos decidió invadir, la que fue colonia española, mediante la Marcha Verde (6 de noviembre de 1975). Familias enteras comenzaron un éxodo dejando muchos muertos en el camino, todas sus pertenencias y su país. Los argelinos cedieron terrenos a los saharauis para que se refugiasen pero nada más llegar, los hombres marcharon a la Guerra.”

“Las mujeres se enfrentaron a la creación de los campamentos, en la nada, absolutamente solas. Hoy en día esos campamentos que han levantado, son a la vista ciudades enteras con una organización admirable: ayuntamientos, escuelas, mercados, dispensarios…. Y todo eso levantado con una escasez de recursos absoluta. Pero los hombres regresaron al finalizar la guerra y la mujer saharaui sufrió de nuevo cierto retroceso en sus libertades como mujer.”

iW: ¿Habéis detectado algún patrón de comportamiento que pudiera ser interesante trasladar a nuestra sociedad occidental para acortar la diferencia de género existente aún hoy en día en nuestra sociedad?

Diana: “En cuanto a las diferencias de género, las mujeres saharauis, a pesar de romper los estereotipos de mujeres árabes y musulmanas están aún luchando día a día por la igualdad de género. Todavía hay grandes diferencias y les queda mucho camino por recorrer… y esto es lo que tratamos de exponer en nuestra película, lo recorrido y lo que queda. Como occidentales podemos aprender tantas cosas de ellas, más allá de la igualdad de género que no sabría por dónde empezar… su fuerza en su lucha pacífica, su alegría por vivir a pesar de la situación que les rodea, su paciencia, su escasa necesidad de consumismo, su sabiduría vital….”

iW: ¿Puede haber una solución a corto plazo para resolver esas desigualdades?

Diana: “A corto plazo no hay nada, todo se andará con mucho esfuerzo, que ya se ha iniciado, pero obviamente son unas mujeres cuya principal misión es “sobrevivir”, alimentar a sus hijos y por supuesto prepararles un futuro mejor en todos los aspectos, lo que incluye tanto la igualdad de género como la libertad de su pueblo.”

iW: ¿Qué enfoque o línea argumental habéis elegido para vuestro documental para que pueda servir de ayuda a su causa?

Diana: “Cuando empezamos a pensar en lo que en la película íbamos a contar detectamos que todo el material audiovisual sobre el Sahara se centraba, principalmente, en la causa saharaui. Nuestra película no. Coría y el Mar se centra en sus mujeres, y la causa saharaui es un aspecto más de la vida de estas mujeres (un aspecto muy condicionante, sin duda). Este trabajo pretende ser una muestra de mi admiración hacia estas mujeres, que en la situación en la que viven han conseguido una vida más que digna para sus familias y su pueblo.”

iW: ¿En qué fase de producción se encuentra actualmente el proyecto?

Diana: “Ahora mismo acabamos de finalizar el rodaje y vamos a empezar con la primera fase de posproducción: minutado de todo el material y traducción. Paralelamente estamos a la búsqueda de financiación para la posproducción.”

iW: ¿Cuáles han sido los problemas más importantes con los que os habéis encontrado a la hora de llevarlo a cabo?

Diana: “Financiación, financiación, financiación… y no sólo por la crisis en la que nos encontramos sino porque el tema no interesa ni a subvencionadores ni a emprendedores… En cuánto hemos mencionado la palabra Sahara ya nos hemos encontrado con dificultades, y al añadir “Mujer” la cosa se complicaba todavía más… Finalmente para poder rodar la película nos hemos apoyado en inversores privados no directamente relacionados con la industria del cine.”

iW: Respecto al futuro ¿Qué planes hay para su exhibición al público? ¿Vais a seguir los canales tradicionales -cines, TV- o a probar canales alternativos como Internet?

Diana: “Lo que ahora mismo tenemos en mente es preparar una versión para televisión de aprox. 50 minutos y una versión más larga para cine. No descartamos internet pero nos gustaría que esto fuese el siguiente eslabón en la cadena de distribución.”

iW: Y una reflexión final sobre el proyecto…

Diana: “Me gustaría que se entienda que a pesar del salto cultural entre las mujeres saharauis y nosotras, tenemos mucho más en común de lo que creemos, estoy convencida de que cualquier mujer del mundo que en el futuro vea nuestra película se sentirá identificada con alguna de nuestras protagonistas, porque las ilusiones, los sueños, incluso el día a día son muy similares y la conexión que tenemos con ellas va mucho más allá de fronteras, idiomas o religión.”

Coría y el Mar es una película que se encuentra entre los géneros de documental y de ficción. No es ni un documental puro ni una película al uso… Hemos unido ambos géneros para intentar llegar de una forma más estética y más directa a los sentimientos, pero cuidando mucho ser fieles a la realidad. La forma de rodarla ha sido técnicamente más parecida al rodaje de una película de ficción, pero temáticamente no había diálogos concretos escritos si no que las conversaciones entre las protagonistas se basaban en improvisaciones reales sobre los temas que queríamos tratar en cada secuencia.”

Más información en la web de “Coría y el mar“.

Igualdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *