La mula - película

La mula – Una comedia romántica de belicismo surrealista

mayo 8, 2013 91 15 No hay comentarios

Description

Autor Jose Miguel Gil

Caminando por el bosque (laralala)

en el suelo vi que había (uhaaaahuh)

una carta ensangrentada (laralala)

de cuarenta años hacía (uhaaaahuh).

Al salir de ver la película iba tarareando esta canción. Hacía mucho tiempo que no rondaba por mi cabeza, pero es que la peli le viene como anillo al dedo. Pero tranquilos todos los que la conocéis -scouts, hijos de los campamentos o cancioneros de aventuras- que no va a suponer un spoiler. Baste decir que la historia se enmarca en los finales de la guerra civil española, aunque el punto de vista desde el que se narra poco o nada tiene que ver con lo bélico.

Y es que la mula, de nombre Valentina, es el mimbre desde el que Juan Eslava Galán -autor de la novela homónima y guionista- teje una historia donde la guerra lo único que hace es servir de marco a un cuadro donde se pinta con amor y con humor el romance entre Juan Castro -Mario Casas- y Conchi -María Valverde-. Yo diría incluso que está acabado con una pátina de carcajadas, pero bueno, el tema del humor va en gustos, como todo.

La mula - película

La mula – película

Y es que puede que no a todo el mundo le haga gracia. Cuando cuentas la historia de una guerra, es muy probable que el fiel de la balanza termine sesgado hacia alguna de las partes, dejando que tu personal visión de lo sucedido quede reflejada en la obra. Pero en este sentido el guionista pone el peso de su argumento no en un bando o en otro, sino en una serie de cuestiones más profundas, que son las que realmente dan sentido a la película: la libertad, el amor y cómo el día a día en las vidas de unos soldados puede desarrollarse en una dimensión totalmente distinta a la que realmente están viviendo, pensando más en lo que harán al terminar la guerra que en por dónde atacarán al día siguiente. Incluso muchos de ellos, sorprendidos por la forma en la que se desencadenó el conflicto fratricida, lucharon dentro de un bando contrario a sus ideales. Vamos, belicismo surrealista.

Y hablando de guerras, podríamos decir que la película se ha estrenado “de milagro”. Comenzó siendo una coproducción entre Gheko Films y Workhorse Entertainment, de la que forma parte el director Michael Radford, el cual abandonó el rodaje 4 días antes de su conclusión -en la ficha técnica no aparece “Dirigida por”, y en su participación en el guión se refleja como “Anónimo”-. Por otro lado, una vez concluida, Alejandra Frade -al frente de Gheko Films- pasó su particular calvario para que el Ministerio de Cultura/ICAA emitiera la calificación necesaria para poder exhibirse, acabando el asunto en los tribunales de justicia. El ICAA la llegó a calificar como “lesiva para el interés público”, lo que desde mi punto de vista no deja de ser un guiño a la película (por lo surrealista del planteamiento, digo).

El reparto lo completan una serie de militares -y algún que otro civil- con una mayormente acertada interpretación y que tejen una interesante red sobre la que se mueven los protagonistas, gracias a la cual la película avanza sin trompicones. Entre ellos destaca especialmente El Chato, al que da vida un Secun de la Rosa que complementa a la perfección el papel del protagonista, Mario Casas, al que recientemente han concedido el premio al Mejor Actor en el Festival de Málaga por su participación en este film.

Estéticamente la película no destaca por su fotografía o por sus efectos especiales bélicos, aunque entiendo que habrán estado en consonancia con el presupuesto que se ha podido manejar. Sin embargo, el argumento es tan sólido y redondo -gracias al trabajo de Juan Eslava Galán- que la película se deja ver muy bien. Hay unos flashback que no encajan demasiado, pero bueno, ayudan a entender ciertos aspectos de la trama.

La Mula - Mario Casas, María Valverde, Secun de la Rosa

La Mula – Mario Casas, María Valverde, Secun de la Rosa

Y con respecto al tema del género, el papel de la mujer -principalmente representado por el personaje de María Valverde y su madre, interpretada por Maite Sandoval- no sale muy bien parado. Entiendo que ha sido así “por exigencias del guión”, pero no porque al Sr. Eslava Galán le haya apetecido dibujar a una mujer materialista que busca un hombre rico que la mantenga, sino porque se ha limitado a reflejar un estereotipo de mujer que afortunadamente ha desaparecido casi por completo del imaginario colectivo. Puede que aún quede alguno que piense que las mujeres son como Conchi, pero seguro que son los mismos a los que les parece que la película hiere de alguna forma la sensibilidad del espectador.

Yo lo he pasado muy bien.

Jose Miguel Gil

Jose Miguel Gil

José Miguel es Socio fundador y Consultor en CRISALFAN Inversiones, y Socio fundador y administrador de CRISALFAN Business. Fue socio fundador de Garaulet Nutrición Madrid, poniendo en marcha dos clínicas de nutrición en Madrid, y Consultor y Jefe de Proyecto en ICEX y Telefónica como parte del equipo de Hewlett Packard.
Se ha formado en Programación Neuro Lingüística (PNL) por el Instituto Español de PNL, como Coach de Negocios en ActionCOACH, cursó un EMBA en ICADE, y obtuvo el título de Ingeniero Técnico de Sistemas en la Universidad Politécnica de Madrid.

 

videos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *